Antisistema, feminista y antirracista

Yira Miranda Montero
Twitter: @YiraMirandaM

Priscyll Anctil Avoine
Twitter: @Cyppp_

francia márquez, 5 de abril de 2021

“Si algo me hace estar aquí es escuchar la voz de las ancestras que iniciaron el camino. Esas ancestras a las que quemaron vivas, por liberar nuestros vientres de la esclavitud,  a propósito de los 200 años de la ley de libertad de vientre que hoy cumple este país. Me convocó a estar aquí la rebeldía que me caracteriza como mujer, como mujer afrodescendiente. Creo que me invita a estar aquí el dolor de las mujeres que hoy están saliendo desterradas por la política de la muerte, por la guerra que el patriarcado, que los hombres blancos privilegiados que nos gobiernan, insisten en mantener.”


Por fin. 

Por fin lo han dicho claramente y en un espacio “formal” de la política colombiana. 

Con claridad, dijo Francia Márquez: “no se puede ser feminista si no se es antirracista, sino se es antisistémica” en la #ConvenciónNacionalFeminista. No se puede hablar de un sólo sistema de opresión. No se puede combatir un sólo sistema de opresión. 

Frente a la política de la muerte que asedia latinoamérica, con feminicidios, violencias estructurales, asesinatos selectivos de activistas en derechos humanos, extractivismo, Francia Márquez y Ángela Robledo proponen una política de la vida. Como lo dijo Francia, una política de la  vida contra la perpetuación de la guerra y el dominio del hombre blanco: “Creo que me invita a estar aquí, el amor y el compromiso por parir una política que dignifique la vida. Una política que garantice la paz, una política que se piense con nosotras, que se piense en la diversidad, que se piense con las mujeres, las mujeres diversas”. 

Y esta política de la vida es interseccional y descolonial. Pero nunca se había dicho con tanta fuerza, y en espacios que se aspira a lo formal y electoral. Además, Francia lo siente en la piel, lo ha vivido en el cuerpo, esta lucha interseccional para llegar a construirse como feminista antirracista: piensa la política de la vida desde un lugar; como mujer negra, campesina, víctima del conflicto armado. Entendiendo el mundo desde ahí, Francia marca la necesidad de cambios en las estructuras de opresión: la coalición feminista llama a la unidad, pero “la unidad será para hacer cambios estructurales”. 

La figura del partido político es una herencia colonial. A pesar de eso, en muchos países es la figura alrededor de la cual estamos organizando la “democracia”, muchas veces alimentando los odios, como ha sido el caso en Colombia. Y quizás nos dio esperanza escuchar la palabra “coaliciones” fuera del marco de los partidos políticos, desde un lugar de habla feminista, un lugar que sigue costando la vida a muchas activistas en el país. Como lo habla Francia, es una “juntanza en la diferencia […] para construir en la diversidad”.

Es tiempo de una política que por fin reconozca estas luchas que han sido entendidas fuera de la política electoral como banderas programáticas de gobiernos o como temas secundarios a tratar, pero nunca han sido la base fundamental para propuestas de cambio para nuestra sociedad. 

Imagen tomada de Seminario La Calle

Como lo mencionaba Ángela: “hoy, estamos en lugares distintos, pero con un propósito común, feminizar el poder, feminizar el estado, desobedecer y proponer”. Descolonizar la política en Colombia implica saber que vivimos de las consecuencias de un sistema racial y sexista que ha mantenido la organización social del mismo y en su discurso Ángela lo ha dejado claro. 

¿El llamado será escuchado? No lo sabemos. Sin embargo, hay una ilusión y esta tiene una potencia movilizadora y ejecutora. ¿Seremos capaces de aliarnos como mujeres y elegir una presidenta que represente las luchas de las mujeres en su diversidad? ¿Superaremos las divisiones que existen en la política “alternativa” colombiana para evitar que continúen los gobiernos que nos han traído hasta aquí? 


Estamos listas ha sido un movimiento político de mujeres que insiste, que persiste. Y que hoy, le apuesta a Ángela Robledo Gómez y Francia Márquez Mina como una posibilidad real de candidatura a la presidencia 2022-2026 recordando que “sin las mujeres, la democracia está incompleta; sin el feminismo, la historia colombiana difícilmente dejará de mirarse en el espejo roto de sus fracasos y ausencias. Como feministas, estamos llamadas por la historia a dar el salto hacia la afirmación de nuestra valentía como colombianas con capacidad de construir un país justo, amoroso, con su diversidad y gobernado democráticamente. Es nuestro tiempo, asumimos nuestro compromiso con el futuro del país”, reza el manifiesto como declaración política insistiendo también que “desde la Magdalena, aclamamos que es tiempo de una presidenta”. ¿Llegaron los tiempos feministas para Colombia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s